Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 23 de noviembre de 2015

Hikumo en las nubes.

Estoy en una nube y no quiero bajarme. Llueve afuera. Llueve cálido por un lado y arrecia fuerte por el otro. Otras nubes que tengo encima siguen sempiternas. Otras, tardarán en marcharse. Algunas están más grises y otras son esponjosas. Como en la que estoy montado.

Y eso que "Hikumo" es parte de nube, parte de fuego. Y junto en la que estoy montado, hacen dos. Dos nubes en una. Un cúmulo-nimbo. Llueve por abajo y llueve por arriba. Y como en cierta película dicen "llueve desde el suelo".

Pero en mi nube, en mi barca. Se está bien. El viaje es arduo y los vientos, si no aúllan, traen frío. Pero en mi nube no llega viento alguno. En mi nube, sobrada de dicha y fortuna, estoy tranquilo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario